Una base de datos de clientes es una serie de datos reunidos en un sistema de información que normalmente permite agrupar patrones de conducta y/o consumo. Esta suele estar organizada de modo que se pueda recuperar rápidamente  la información para los usos que se quiera dar. La información contenida en una base de datos se puede obtener a través de fuentes externas o se puede obtener de forma interna, mediante procesos internos de la empresa (compras, solicitudes de pedido, consultas de información y otras fuentes). Las bases de datos de clientes son útiles para el departamento de marketing y ventas a la hora de planificar promociones para nuevos productos, valorar ventas de repetición o técnicas de venta cruzada entre otros aspectos.

 

Cada registro esta normalmente organizado como un conjunto de elementos compuesto por los campos que la componen que tienen como objetivo poder segmentarla y filtrarla mejor. Cuando se solicita esta información, los datos contenidos en los campos que se muestran se pueden utilizar para tomar decisiones que de otro modo sería muy  difícil tomar. Esta información se conoce también como insights del consumidor.

 

Para administrar y hacer consultas a la base de datos de clientes hoy en día la mayoría se encuentran informatizadas y para gestionarlas se utiliza una aplicación o software específico.

Esta suele estar estructurada en registros y en los campos que contiene cada registro. Si se trata de una base de datos relacional, suele tener un diagrama donde se expresan las relaciones entre los diferentes campos que la forman. Hay muchas formas diferentes de organizar el diagrama de una base de datos, que se conoce como modelos de datos. El modelo más extendido es el modelo relacional (También modelo relacional de base de datos de clientes), que significa que toda la información o datos se encuentra en múltiples tablas, cada una compuesta por filas y columnas. Este modelo representa relaciones a  través de “claves” que son valores comunes entre distintas tablas. Las claves pueden ser primarias y secundarias.

La flexibilidad de este sistema permite hacer consultas de gran complicación lo cual antes era bastante difícil. El resultado  es que las bases de datos relacionales de clientes permiten anticiparse a las conductas de estos y muchas veces usarlas para propósitos par los que inicialmente no fueron diseñadas. Esto es un aspecto muy importante ya que permite usar la base de datos durante largos periodos de tiempo.  Esto ha hecho el que el concepto de implementación de bases de datos de clientes relacionales se haya vuelto muy popular en el mundo de la empresa a través de todos los sectores por las posibilidades que ofrece.

En Serviemail tenemos bases de datos de empresas para hacer crecer tu negocio.

 

¡Infórmate sobre nuestras bases de datos!